Los sonidos de la naturaleza benefician nuestra salud física y mental, explica la ciencia

Salir a la calle y respirar un poco de aire fresco puede ser bueno para nuestro bienestar, pero no solo eso, prestar atención y escuchar los sonidos de la naturaleza también puede ser bueno para sanar nuestro cuerpo.